SAN FERNANDO PERSONA NOTICIAS
Compartir

San Fernando

Desde hace dos décadas la iglesia de San Fernando, ubicada en el corazón de la ciudad más grande de asfalto somnoliento, pero con ganas de revivir y seguir dando fuerza a sus muros deteriorados, fue de lo más importante en la Nueva España.

Cerca de la alameda principal, rumbo a la mal conocida iglesia de San Juditas que en realidad es de San Hipólito, se encontraban los terrenos del contador Agustín de Oliva, se construyó el templo y en un costado el cementerio que daría refugio a hombres y mujeres tapiados con tumbas engalanadas de ornamentos, íconos y epitafios inigualables.

La misión de San Fernando emana de la orden franciscana, establecida en Nueva España desde 1523. Hacia los principios del siglo XVIII la iglesia, se fortaleció con la Congregación de Propaganda Fide, de la misma orden de los franciscanos. Ello representó un apostolado centralista dentro de la iglesia y la extensión de la orden para consolidar la evangelización.

Además de su historia, la arquitectura del templo merece una visita para imaginar el paisaje de los alrededores, entrar y aproximarse al arte que está implícito en su estructura. Merece también ver y cuidar una puerta donde se mira la imagen que aquí presento, para resguardar ese patrimonio con riesgo de pérdida causado por múltiples factores.

El cementerio se convirtió en museo, lastimado por los sismos más recientes, descuidado tanto como los arcos y la entrada en la plaza que invita a entrar aún con la desesperanza y algo de temor que se vive en lo externo a la historia y el arte.

Copyright © Todos los derechos reservados. | 2019 por persona.com.mx | Quiero un noticiero como éste  | Anunciarse